¡No, no! Las aventuras primero, las explicaciones toman un montón terrible de tiempo - Lewis Carroll

Misterio y Sociedad de Aventuras Literarias somos una empresa dedicada al desarrollo de contenidos y productos literarios. Un nombre que puede parecer ampuloso pero que recoge la esencia de lo que somos: aventureros del siglo XXI embarcados en la búsqueda de nuevos formatos literarios.

Y vi cómo se lanzaban al asalto de la «Admiral Benbow», mientras la linterna avanzaba tras ellos - Robert Louis Stevenson

Misterio y Sociedad de Aventuras Literarias toma su nombre de «Misterio y sociedad de aventureros mercantes para el descubrimiento de regiones, dominios, islas y lugares desconocidos», una compañía mercantil que protagonizó el primer viaje a través del Ártico. Entre sus fundadores se encontraba el explorador y cartógrafo Sebastián Caboto.

Cuando la leyenda se convierte en hecho, imprime la leyenda - J. W. Bellah & W. Goldbeck

Editamos mapas para amantes de los libros que permiten viajar con los clásicos en el tiempo y en el espacio. Proponemos dar la vuelta al mundo en 1872 con Phileas Fogg o recorrer Londres en 1891 de la mano del Doctor Watson y su compañero Sherlock Holmes.

He conocido bastante bien el mundo; su historia y su geografía; sus decorados y a quienes los habitaban - Guy Debord

Compromiso 
En Misterio y Sociedad de Aventuras Literarias creemos que la literaturización de la vida real constituye el escenario del más desenfrenado envilecimiento de la palabra. Creemos que la Literatura es un compromiso con la Aventura, un arma necesaria para combatir, por eso decidimos cavar trincheras y editar. Editar pequeños ingenios con precisión de relojeros, palabras que hacen tic tac antes de explotar y reventar la vida rutinaria. Abrimos boquetes hacia la Aventura, la mejor agencia de viajes para la libertad.

Quien no haya vivido antes de la Revolución no sabe lo que es la alegría de vivir - Tayllerand

Lugar en blanco 
El lector dispone de una plusvalía incalculable en dinero, que le libera de toda atadura, de sus deudas y culpabilidades hacia el pasado y el prójimo. Esta plusvalía no es otra que la creación lúdica que genera su interacción con el libro. No existe un lugar más libre que ese marco de juego, un lugar en blanco en los mapas que el lector genera para viajar hasta él y construir libremente su relación con la historia, el único lugar donde todo es posible.

Un espacio en blanco, un delicioso misterio, una zona vacía en la que podía soñar gloriosamente un muchacho - Joseph Conrad

Agencia para viajes espaciotemporales